Cruz Roja Huesca muestra en imágenes el proyecto Dembayá, de lucha contra la explotación infantil

La exposición, que está abierta en la sede de la Asamblea Provincial de Huesca hasta el 6 de marzo próximo, pretende sensibilizar sobre la situación de la infancia en el mundo.

Dembayá (del Dícula, idioma que se habla en Burkina Faso, Costa de Márfil y Níger) significa todo aquello que supone el bienestar de la infancia. Bajo este título, el área de Cooperación Internacional de Cruz Roja desarrolla un proyecto de sensibilización y educación al desarrollo sobre los Derechos del Niño y lucha contra la explotación infantil en varios países de África occidental (Burkina Faso, Costa de Márfil, Níger y Togo), que ahora llega a la asamblea provincial de Huesca en forma de exposición.

Esta muestra, que permanece abierta hasta el 6 de marzo próximo en la primera planta de la sede institucional, en pasaje de Loarre s/n de Huesca, está formada por veintidós imágenes de niños de dichos países en las que se denuncia las situaciones de explotación que sufren y se reivindican sus derechos fundamentales. Entre ellos, el derecho a la vida, a la identidad, a la familia, a la educación, a la salud, al juego, a la participación, o el derecho a la libertad de expresión, de participación, de pensamiento, religión, cultura o lengua. También hay imágenes con mensajes en los que se reclama la protección de los menores contra la explotación, la retención ilícita, la venta y maltrato que sufren en muchos países; así como la protección en casos de desplazamiento o en situaciones de refugio y también a la protección integral contra su participación en conflictos armados.

En líneas generales, la exposición informa sobre la situación de la infancia en el en el mundo, así como las causas y consecuencias de la vulnerabilidad de sus derechos. Cruz Roja quiere cambiar esta realidad promoviendo una educación en valores solidarios en la sociedad y especialmente entre los más pequeños. Más allá de este objetivo, a través del proyecto Dembayá, la entidad quiere crear un puente de solidaridad entre la sociedad española y los menores beneficiarios del programa de lucha contra el tráfico y la explotación infantil en Africa occidental.

Compartir: