Siempre somos pocos voluntarios para las múltiples necesidades que se deben cubrir

Mª Rosa del Valle, directora provincial Voluntariado Cruz Roja Española en Huesca y presidenta del Consejo de Voluntariado de la Asamblea Local de Huesca, anima a las personas a sumarse a la institución.

 

El 8 de mayo se conmemora el día mundial de la Cruz Roja es una fecha importante en la entidad ¿Cómo se vive entre el voluntariado?

María Rosa del Valle._  Cada año el 8 de mayo es para nosotros un día especial en el que nos gusta recordar y reiterar el servicio que Cruz Roja presta a la humanidad, es la organización más antigua cuya misión principal es la ayuda y el servicio a las personas en situaciones de vulnerabilidad, tanto en situaciones bélicas como en catástrofes naturales. A través de estos más de 100 años Cruz Roja ha estado presente en todas las situaciones cuya presencia ha supuesto la seguridad y la asistencia a quienes precisan  de ellas.

¿Qué proyección cree que tiene la efeméride y para qué debería servir?

Personalmente me gustaría que todas las personas que integran Cruz Roja, recibiesen un sincero reconocimiento de toda la sociedad. Hoy Cruz Roja sigue siendo un referente sin duda alguna para miles de personas que ven en ella la salvación a sus difíciles situaciones. Es una gran satisfacción poder trabajar en esta gran obra que es Cruz Roja. Si bien hoy contamos con un gran número de voluntarios, siempre son pocos para las múltiples necesidades que se deben cubrir, por ello me gustaría animar a toda persona que quiera ayudar a los menos favorecidos, sepan que en Cruz Roja tienen su lugar.

El Consejo de Voluntariado de la Asamblea Local de Huesca fue pionero en el seno de Cruz Roja Española

Se constituyó en diciembre de 1995 como un grupo de trabajo permanente,  integrado por voluntarios, capaz de fomentar la participación y compromiso con el fin de  potenciar una vida asociativa y ser un foro participativo donde los voluntarios/as representantes de los diferentes departamentos y servicios tienen igualmente un espacio donde expresar sus propuestas y sugerencias con el fin de avanzar en la mejora de la labor voluntaria que la asamblea oscense viene realizando.

Se puede decir que uno de los puntos fuertes de esta actividad es que permite una canalización  ágil y fluida de la información acerca de las actividades de la Institución a los representantes de los voluntarios de los servicios. De esta manera se logra además de reforzar la labor de los voluntarios que ya están colaborando, animar y promover la labor de voluntarios de nueva incorporación y su participación en la vida asociativa de la Institución.

 Por la creación de este Consejo de Voluntariado la Asamblea de Cruz Roja en Huesca recibió un reconocimiento en el II Congreso Estatal de Voluntarios, que se celebró en Sevilla en 2007. Su ejemplo se ha extendido por todas las asambleas españolas.

 

CONSEJO DE VOLUNTARIADO

Diez voluntarios y voluntarias de la Asamblea Local de Huesca trabajan por sus compañeros organizando actividades al tiempo que animan a la participación y a sumarse a la acción voluntaria.

“El voluntariado me ha ayudado a crecer como persona”

“Organizamos todas las actividades con alegría”

El Consejo de Voluntariado está formado por diez voluntarios  que representan a todos los compañeros que dedican su tiempo a participar en labores de las distintas actividades que desarrolla Crus Roja en Huesca.

Jara Orús, Pilar Barreu, Violeta Gracia, Santiago Guerrero y Pablo Lafita, son algunos  de los miembros del Consejo que hoy, en la conmemoración del Día Mundial de la Cruz Roja se han decidido a dar testimonio de la labor que hacen y contar cómo se sienten.

¿Qué labor realizan en el Consejo y qué repercusión tienen?

Jara Orús: El Consejo de Voluntariado tiene como función organizar actividades de Vida Asociativa y/o de ocio y como canalizador de propuestas y sugerencias de los voluntarios que representan.  Se organizan actividades diversas como por ejemplo, excursiones culturales, actividades deportivas, actos de reconocimiento, encuentros… Los miembros del Consejo, además desarrollan la función de promotores, animando a la participación del resto del personal voluntario. Hay un gran trabajo detrás de lo que se hace, se organiza todo con alegría y entusiasmo pero dado el esfuerzo que supone se anima a que voluntarios y voluntarias se unan a este grupo para juntos, sumar resultados.

¿Por qué cree que son necesarias las actividades de vida asociativa?

Pilar Barreu: En mi opinión son muy importantes porque son un elemento integrador que favorece la cohesión y, como ha dicho antes Jara, aumenta el sentimiento de pertenencia con Cruz Roja. Además sirven de reconocimiento a la gran labor que realizan los voluntarios y constituyen  un momento de encuentro social.

Jara Orús: Sí que son necesarias porque el realizar actividades de ocio para voluntarios, hace que nos conozcamos mejor entre nosotros, nos sentimos más unidos, compartimos experiencias de nuestra actividad voluntaria, nos aconsejamos y además disfrutamos.

¿Se sienten valorados y valoradas por esta labor?

Violeta Gracia: Sí nos sentimos valorados, aunque quizás no es tan visible la labor y el trabajo que se desarrolla para llegar a organizar incluso la actividad más pequeña. Entre los propios miembros del Consejo hay una gran coordinación y apoyo, además de distribuir funciones en la planificación de las actividades.

Santiago Guerrero: Sin embargo, creemos que a veces, este Consejo se ve como un grupo más de gestión y no tanto de actividad, cuando en realidad se están organizando actividades muy significativas puesto que la participación en ellas aumenta ese sentido de pertenencia a la organización. Por ello insistimos en que animamos a otros compañeros a que se acerquen y conozcan su funcionamiento.

¿Se siente recompensado por la labor que realiza y de qué manera?

Pablo Lafita: Como voluntario de CRE me veo recompensado de múltiples formas. La primera, como no, saber que, con pequeñas acciones, conseguimos hacer cada día un mundo más bonito. Ello, unido a los grandes equipos de trabajo en los que he podido participar, hace surgir el sentimiento de pertenencia a una familia que es capaz de todo, desde atender a una gran emergencia hasta apoyar a personas de nuestro entorno que puedan necesitar un pequeño empujón.

Definitivamente, y teniendo en cuenta que llevo participando en esta entidad desde los 15 años, y tengo 24 he de reconocer que me ha ayudado a desarrollarme como persona, descubriendo nuevas posibilidades y nuevas realidades del entorno donde vivo, adaptándome a las distintas actividades que he ido desarrollando y generando una serie de valores y vínculos que, a mi modo de ver, resultan de gran valía. Cruz Roja, sus voluntarios, trabajadores y gente con la que, de una forma u otra hemos coincidido, me ha ayudado a convertirme en la persona que soy, y eso es una gran recompensa.

¿Con cuál de los principios de CR se siente más identificado y por qué?

Violeta Gracia: Todos son muy importantes pero quizás elegiría Voluntariado por ser la esencia del altruismo. Para mí el ofrecer tu tiempo de manera desinteresada es algo que está dentro de la persona. Ese carácter voluntario y/o altruista se tiene o no se tiene y es lo que te impulsa a ayudar a los demás y el ofrecer tu tiempo que es algo interno y personal.

Jara Orús: Diría que todas pero si tengo que elegir me siento más identificada con la Imparcialidad y la Humanidad. Imparcialidad porque atendemos a todas aquellas personas vulnerables sin hacer distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni creencias políticas, sólo nos importa el poder ayudar a los más vulnerables. Humanidad porque respetamos a las personas, sentimos empatía hacia ellas y las protegemos.

Además de la satisfacción de ayudar a otras personas ¿qué otras cosas le reporta su implicación con la entidad?

Santiago Guerrero: Para mí ser voluntario es algo más que ayudar a una persona que se encuentra en una situación desfavorecida o que necesita mi ayuda por alguna causa. Ser voluntario suma un aprendizaje que no lo encuentras en otra situación; te permite conocer a otras personas que comparten contigo un modo de funcionar en la vida similar, que comparten valores contigo, lo que te lleva a veces a compartir experiencias vitales similares. Además creo en un dicho que es más un hecho “trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti” y por ello apuesto por ese feedback positivo donde la vida te devuelve a veces más de lo quedas. Esa es mi experiencia como voluntario.