Qué Hacemos

Salud y Socorros

Gestiona todos los recursos materiales y humanos destinados a atender a la población en casos de accidente, desastre, emergencias o posibles situaciones de riesgo. El plan aglutina las actividades organizadas en torno a los proyectos de Cruz Roja en favor de las personas y de su medio ambiente como expresión de su política de preparación ante los desastres e intervención en emergencias o crisis.

Las actividades de ocio, muchas de ellas con un alto nivel de riesgo implícito, se han generalizado en el seno de nuestra sociedad de forma que existe una demanda creciente en materia de dispositivos de carácter preventivo.

Poner a disposición de los organizadores y promotores de estos actos, nuestra experiencia y capacidad en materia de planificación y desarrollo de este tipo de servicios, hace posible que éstos cumplimenten adecuadamente los requerimientos legales establecidos por las administraciones competentes y, para la Cruz Roja, es una fórmula excelente para conseguir que sus medios y recursos puedan estar disponibles para intervenir en emergencias.

El objetivo principal es hacer frente a las diferentes situaciones provocadas por la manifestación de un riesgo (Incendios Forestales, Terremotos, Transporte Mercancías Peligrosas, Nevadas, Inundaciones etc…), colaborando en la resolución de las mismas, ofreciendo respuesta de forma inmediata y urgente sin olvidar un planteamiento de ayuda sostenida.

Los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias -ERIE – se han configurado como el modelo de respuesta que Cruz Roja tienen para atender de manera especializada las necesidades de las personas afectadas por una situación de emergencia y/o crisis. La especialidad en el área de ayuda, respuestas protocolizadas y homogéneas y la actividad profesional de los voluntarios que participan son los ejes centrales de este proyecto.

Los accidentes en su conjunto (de tráfico, domésticos, en el ocio y tiempo libre, laborales, etc…) constituyen, en la actualidad, la cuarta causa de muerte en la Unión Europea, solamente por detrás de las enfermedades del corazón, el cáncer y las enfermedades cerebro-vasculares (las tres “C”).

En nuestro país, la situación es más preocupante aún en el caso de la población joven, al ser la primera causa de muerte en la franja de edad entre los 24 y 29 años.

La Organización Mundial de la Salud advierte de esta auténtica “plaga silente” del siglo XXI, que no por conocida, deja de ser una realidad cada día más inquietante.

Y es que, a diferencia de lo que ocurre con algunas enfermedades, no hay una vacuna eficaz para evitar los accidentes, por lo que la única medida eficaz para combatirlos es la PREVENCIÓN.

Así, desde el año 2000, Cruz Roja Española viene incidiendo en la difusión de su estrategia “Prevenir es vivir”. Con este eslogan, la Institución pretende aglutinar y dar cohesión a todas aquellas campañas relacionadas con la prevención primaria (evitar que se produzcan) y secundaria (minimizar las consecuencias) de los accidentes, que ahora se han reunido en este Microsite.

A través de este espacio esperamos contribuir a fomentar una verdadera “cultura de la prevención” entre los ciudadanos. Porque, como nos recuerdan los expertos, si se adoptaran las medidas de prevención necesarias, 9 de cada 10 accidentes se podrían llegar a evitar…