Cruz Roja Huesca conmemora el Día Internacional de toma de conciencia frente al abuso y el maltrato en la vejez” con una campaña de sensibilización

El de arriba es uno de los testimonios reales de personas mayores que participan en el proyecto de Buen trato de Cruz Roja, a las que se ha preguntado cómo se habían sentido tratadas estos meses de confinamiento por su entorno cercano y por la sociedad. Las palabras de esta oscense, junto con las citas recogidas entre otras personas de distintos puntos de España, están recogidas en una acción de sensibilización que desarrolla Cruz Roja esta semana con motivo de conmemorarse hoy, 15 de junio, el “Día Internacional de toma de conciencia frente al abuso y el maltrato en la vejez”.

Desde principio de año Cruz Roja en Huesca se sumo a la estrategia, que la entidad tenía en marcha a nivel nacional con la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, de protección e intervención ante situaciones de maltrato a las personas mayores- Dicha estrategia, tiene como “punta de lanza” el proyecto “Buen Trato a las personas mayores. Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato”. Es este un plan innovador y ambicioso, con implantación en gran parte del territorio nacional dirigido a salvaguardar los derechos de las personas mayores, así como prevenir, proteger y apoyar a aquellas que sufren o podrían sufrir cualquier tipo de malos tratos.

El proyecto comenzó en 2017 y en la actualidad se encuentra presente en 44 provincias del Estado. Busca una intervención global, desde la atención directa a personas mayores víctimas de maltrato al trabajo con el conjunto de la sociedad para tornar las actitudes y conductas edadístas en un contexto favorable al desarrollo de la potencial calidad de vida de todas las personas mayores.

La intervención de Cruz Roja se ajusta conforme a las debilidades, fortalezas y circunstancias de la persona mayor, pero en términos generales podemos hablar de:

  • Información y formación para la prevención y el afrontamiento del maltrato
  • Protección a perfiles de especial vulnerabilidad.
  • Acompañamiento emocional y psicosocial para el afrontamiento.
  • Apoyo personalizado durante todo el proceso.
  • Cooperación y colaboración con todos los agentes implicados.

Las áreas de intervención contempladas incluyen: el cambio de visión sobre las personas mayores en la sociedad, la intervención proactiva con personas mayores con perfiles especialmente vulnerables para prevenir una posible situación de abuso, negligencia o maltrato, el apoyo a personas que están viviendo el problema para ayudarles a salir de esa situación, mejorar su protección y afrontamiento; así como el acompañamiento a personas que ya han salido de esa situación, pero necesitan apoyo para la completa reparación.

Entre las principales actuaciones contempladas en el proyecto estarían aquellas dirigidas a mejorar la información y toma de conciencia de la importancia del problema por parte de las propias personas mayores, la promoción de la participación de las personas usuarias en su proceso de mejora a través de grupos de ayuda mutua o de creación de contenidos o la mejora de las competencias necesarias para superar o prevenir una posible situación de abuso, negligencia o maltrato. No obstante, es en las acciones de apoyo y acompañamiento individualizado donde reside la principal fortaleza del proyecto, dado su gran poder transformador.

La campaña “Aunque no lo sepas, también es maltrato de Cruz Roja se enmarca en este proyecto y tiene como objetivo incidir en la sociedad y provocar la reflexión sobre este asunto.

La pandemia de COVID-19 ha agravado las situaciones de maltrato para muchas personas mayores

La crisis sanitaria, social y económica desembocada a raíz del COVID-19, ha provocado graves alteraciones en nuestra vida y nuestro modelo de convivencia. Muchas situaciones de maltrato se han agravado y en este momento hay más personas mayores en situación de riesgo para sufrir una situación de abuso, negligencia o maltrato que antes. 

Para generar esa reflexión, se presenta a partir de hoy la mencionada selección de testimonios reales de personas mayores que se han sentido maltratadas por otras personas o por el conjunto de la sociedad con la llegada de la pandemia, con acciones y actitudes que, si bien no siempre son las formas más evidentes de maltrato, inciden negativamente en la calidad de vida de las personas mayores y provocar que el público piense “¿hago yo eso? ¿genero yo esa emoción?”.

Además del que abre este comunicado, estos son los otros testimonios de la campaña que muestran cómo algunas personas mayores se han sentido tratadas por su entorno y la sociedad en estos meses tan duros.

“No me ha gustado cómo se hablaba en la televisión de las muertes de las personas mayores como un número”
D. Mujer. 93 años. Barcelona.
“Siento que, cuando dejamos de ser productivos, dejamos de ser importantes para la sociedad, para la familia, nos hacemos invisibles, molestamos. Pero merezco todo el respeto, igual que yo respeto a los demás.”
C. Mujer. 71 años. Granada

“Al dolor no le temo, le temo a la soledad, a la indiferencia, a la inmensa tristeza que siento. Solo recibo vuestras llamadas, al resto del mundo ya no le importo, solo soy una persona mayor, qué más da”

Hombre.83 años. Baleares
“Siento una profunda tristeza, y pocas ganas de vivir.  No he tenido suerte, o tal vez no supe ganarme el cariño de ellas porque me dediqué a trabajar para que pudieran estudiar sus carreras, y no les faltara de nada. Me han llamado de vez en cuando, pero han sido conversaciones breves, para cumplir, y saber si todavía estoy vivo. Se me saltan las lágrimas cuando veo en la tele esas dedicatorias de los nietos a sus abuelos, y sigo preguntándome porque, desde que se murió mi mujer, me siento un estorbo para todos.”
J. Hombre. 89 años. Granada.