Acto de Reconocimiento a la Labor Voluntaria en Cruz Roja

Voluntarios que llevan 1, 5, 15 y 20 años de trabajo solidarios recibieron sus diplomas como premio a su constancia.

Tres alumnos del CEIP Juan XXIII recibieron los premios del 2ª Concurso de Relatos ‘Cambiando el Mundo’

Valeria Oliván es la ganadora del  2º Concurso de Relatos Solidarios ‘Cambiando el Mundo’, convocado por Cruz Roja Huesca con motivo de la celebración del Día del Voluntariado, que reunió en la sede de Asamblea provincial a decenas de personas comprometidas con la entidad y con la sociedad para celebrar uno de los actos anuales más emblemáticos y entrañables.

En el mencionado concurso literario  han participado treinta alumnos de 6º de Primaria del CEIP Juan XXIII de Huesca. El segundo premio fue para Clara Atarés y el tercero recayó en Alejandro Gallego. Del total de relatos participantes, el profesorado del centro hizo una primera selección de modo que solo catorce, y todos ellos firmados con pseudónimo, llegaron a manos del jurado en Cruz Roja, compuesto por un miembro de la comunidad educativa, un representante de Cruz Roja Juventud, miembros del Consejo de Voluntariado. Los calificadores  resaltaron de forma global la calidad de los textos, la sensibilidad que transpiran y los valores que se reflejan en ellos.

Valeria Oliván, con su relato titulado ‘Mi nueva amiga’, que presentó bajo el pseudónimo de Patitos al poder, demostró, además de sus dotes literarias, que mediante la observación y pequeños gestos podemos ayudar a construir un mundo más empático y solidario y la importancia de ayudar sin esperar nada a cambio. También los trabajos de Clara Atarés, ‘Ixeya, el ejemplo’ y de Alejandro Gallego, ‘Cambiando el mundo’, pusieron de relieve la sensibilidad de sus autores ante situaciones difíciles que viven algunas personas y la trascendencia de la acción comprometida individual para propiciar la mejora social colectiva.

Estos tres alumnos, junto a sus profesores y compañeros, acudieron del Acto de Reconocimiento a la  Labor Voluntaria, que celebró Cruz Roja hace unas semanas y donde los directivos de la entidad les hicieron entrega de los premios.

El presidente de Cruz Roja, Antonio Vallés les felicitó y les animó a seguir por ese camino. Además, hizo extensivas las felicitaciones al resto de escolares participantes en el concurso que han demostrado ser conscientes de que valores como el respeto, la humanidad, la tolerancia, la imparcialidad o la solidaridad son fundamentales para lograr un mundo mejor. El presidente de Cruz Roja también agradeció a la jefa de estudios del colegio Juan XXIII el haber facilitado esta nueva edición del concurso literario,  a los alumnos, su participación y a la comunidad educativa su interés en esta iniciativa que abre las puertas a futuras colaboraciones con este y otros centros educativos.

Las dos niñas y el niño premiado leyeron sus trabajos ante una sala repleta de voluntarios y personal de Cruz Roja y de profesores y compañeros del CEIP Juan XXIII y recibieron las felicitaciones de todos por su buen trabajo.

La fiesta en Cruz Roja tuvo otros protagonistas y fueron sus voluntarios. La vicepresidenta de la entidad y responsable del área de Voluntariado María Rosa del Valle agradeció la labor que prestan y resaltó una vez más que “por tópico que suene, los voluntarios son el alma de nuestra organización y por ello, le damos la máxima importancia a fidelizar su actividad, su compromiso y su tiempo. Para nosotros ser voluntario es algo más que añade valor a la persona que ya de por sí tiene ese espíritu solidario”, dijo. Recordó las actividades realizadas a lo largo de 2018 para reconocer y motivar la acción voluntaria en diferentes puntos de la provincia y destacó el objetivo de proseguir con todo aquello que “nos permita reconocer la intensa y comprometida labor de nuestros voluntarios”.

En este acto recibieron sus diplomas como reconocimiento a su permanencia y constancia como voluntarios los que han cumplido su primer, quinto, decimoquinto y vigésimo años de compromiso con la entidad.

También hubo menciones especiales a las personas elegidas por los voluntarios de cada departamento como merecedores por su trayectoria y una de las trabajadoras recibió el reconocimiento del conjunto de sus compañeros de la Asamblea Provincial de CRE.

El acto se cerró con la intervención del presidente felicitando a todos los homenajeados y poniendo en valor su labor como voluntarios lo que permite a la entidad estar mas cerca de las personas y ayudarlas a mejorar sus vidas.

Un picoteo al final del acto sirvió para intercambiar emociones y felicitaciones y disfrutar de la mutua compañía en un ambiente de empatía y solidaridad.

Todos los relatos se pueden leer en: https://www.cruzrojahuesca.org/wp-content/uploads/DOSSIER-DEFINITIVO-CONCURSO-RELATOS-JUAN-XXII.pdf