Quiénes somos

En 1.898 se fundó la Asamblea Provincial de Huesca, desde entonces permanecemos al servicio de los colectivos más vulnerables en particular y de toda la población en general. Nuestro ámbito de actividad abarca desde la infancia y juventud, las personas mayores, discapacitados hasta toda la población en la provincia de Huesca.

Para realizar estas actividades necesitamos el indispensable apoyo humano de nuestros voluntari@s y el soporte económico que tan generosamente brindan nuestros soci@s. Únete a cientos de personas que ya forman parte de este equipo: Serás útil y te sentirás útil.

Tienes muchas formas de colaborar

Plaza de la Cruz Roja

Plaza de la Cruz Roja

Henry Dunant

Henry Dunant


La Cruz Roja es una organización internacional humanitaria, fundada en 1863 en Ginebra. En su origen se constituye con el objetivo de auxiliar a las víctimas de guerra y, posterior y paulatinamente, extiende su campo de acción a otras áreas sociales y sanitarias.

El fundador de esta organización es Jean Henry Dunant, nacido en 1828 en la ciudad suiza de Ginebra.

En 1859 encontrándose cerca de la localidad de Solferino (Italia), lugar donde se desarrolla una gran batalla entre franceses y austríacos , tiene ocasión de presenciar escenas que nunca podrá olvidar: seis mil cadáveres yacen en el campo y doce mil heridos claman auxilio. Dunant acude en su socorro ayudado por algunas mujeres de Solferino.

De sus vivencias en Solferino surgió la idea en Dunant de crear una organización humanitaria aceptada por todos los países, que pueda socorrer a la víctimas de la guerra sin discriminación. Propone soluciones como las siguientes:

  • Crear sociedades permanentes nacionales en los distintos países europeos, que estudien y propongan ideas para mejorar los servicios de socorro en las guerras.
  • Adscribir a los ejércitos beligerantes cuerpos de voluntarios, preparados y entrenados en tiempos de paz.
  • Perfeccionar los medios de transporte de heridos desde los campos de batalla a los puestos de socorro y hospitales.

El 9 de febrero de 1863 se celebra una reunión en Ginebra para estudiar las ideas de Dunant. En esa reunión de propone la creación de un cuerpo de enfermeras voluntarias para auxiliar a los heridos de guerra, y se elige un comité qe pasará a la historia como “El comité de los Cinco”, formado por el propio Dunant, Gustave Moynier, el general Guillaume-Henry Dufour y los doctores Louis Appia y Théodore Maounoir.

El 26 de octubre de 1863 se convoca, en Ginebra, una Primera Conferencia Internacional, a la que acuden delegados de 14 países, entre ellos España. En ella se adopta el emblema de la organización, consistente en una cruz roja de brazos iguales, sobre fondo blanco, y que posteriormente dará nombre a la Institución. En 1876, durante la guerra ruso-turca, el gobierno ruso propone como emblema para sus voluntarios socorristas una media luna roja, por motivos fundamentalmente religiosos.

El 22 de agosto de 1864 se celebra una conferencia diplomática que da el respaldo oficial y definitivo de los gobiernos al Comité de los Cinco. A dicha conferencia acuden once países y cincuenta y cinco estados se adhieren a sus conclusiones.

Con el objeto fundamental de ayudar al necesitado prescindiendo de todo factor que no tenga un carácter humanitario, nace la Cruz Roja, y desde el mismo momento de su creación España se incorpora a ella.

Fuente: “Cien años de la Cruz Roja en el Alto Aragón (1896-1996)”

Autor: Ramón Guirao Larrañaga. Edita: Cruz Roja Española

Cruz Roja Española pertenece a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que promueve las actividades humanitarias de las Sociedades Nacionales en favor de las personas vulnerables.

Mediante la coordinación del socorro internacional en casos de desastre y el fomento de la asistencia para el desarrollo, se propone prevenir y aliviar el sufrimiento humano. La Federación, las Sociedades Nacionales y el Comité Internacional de la Cruz Roja constituyen, juntos, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

HUMANIDAD

El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla, se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

IMPARCIALIDAD

No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni credo político. Se dedica únicamente a socorrer a los individuos en proporción con los sufrimientos, remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgentes.

NEUTRALIDAD

Con el fin de conservar la confianza de todos, el Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo tiempo, en las controversias de orden político, racial, religioso o ideológico.

INDEPENDENCIA

El Movimiento es independiente. Auxiliares de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento.

VOLUNTARIADO

Es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

UNIDAD

En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

UNIVERSALIDAD

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.

Según los Estatutos generales de la Cruz Roja Española, la Institución se organiza en Asambleas Comarcales, Locales e Insulares. Estas a su vez se agrupan en Asambleas Provinciales y Autonómicas. Las Asambleas Locales por su cercanía a los ciudadanos y a la realidad local son una pieza fundamental de Cruz Roja Española. La importancia de su labor hacia los más vulnerables les exige un esfuerzo para dar respuesta a las carencias y problemas sociales de su entorno más inmediato siguiendo con las líneas marcadas en el Plan de Acción de Cruz Roja Española 2003-2007.

El Plan de Acción define el marco para nuestra intervención, nuestras líneas de actuación y los programas y proyectos prioritarios, tratando de aglutinar los esfuerzos y la participación de todos los ámbitos territoriales, estableciendo métodos y criterios de actuación compartidos por toda la organización.Establece las siguientes líneas estratégicas:

  • Potenciar las capacidades de las personas y los grupos sociales más vulnerables en su vida cotidiana, favoreciendo su autonomía personal y de grupo y su plena integración.
  • Retirada ordenada y progresiva de la actividad hospitalaria.
  • Mejorar la eficacia y eficiencia en materia de preparación para desastres e intervención en emergencias.
  • Incorporar la dimensión ambiental a la práctica habitual de Cruz Roja Española como eje transversal de su actividad.
  • La cooperación internacional de Cruz Roja Española un compromiso con los más vulnerables.
  • Aumentar el reconocimiento y la consolidación del papel del voluntariado en la Institución.
  • Incrementar la implicación de los socios en la organización, transmitiéndoles la filosofía y acciones de la institución.
  • Una institución eficaz y eficiente para atender su compromiso.