Día de la Banderita, las huchas salen a la calle en Huesca

Huesca - 30 octubre, 2013

Fuente:  Cruz Roja Española en Huesca

Cruz Roja Huesca celebra su tradicional Día de la Banderita este jueves, 31 de octubre, en las principales poblaciones de la provincia. Esta jornada constituye una de las principales fuentes de financiación de la Institución. Los fondos recogidos se destinarán al primer Llamamiento de Ayuda lanzado por Cruz Roja en su historia para atender a las personas afectadas por la actual crisis socioeconómica, “Ahora + que nunca”. Este año se espera superar con creces la cifra de 8.994,25 euros recaudada en la Banderita de 2012.

En Huesca capital, el Día de la Banderita, en el que colaborarán cerca de una veintena de voluntarios, tendrá tres escenarios principales. Las plazas de Navarra y de Concepción Arenal y el vestíbulo del edificio de Consultas Externas del Hospital San Jorge. En estos tres emplazamientos se colocaran sendas mesas con las tradicionales huchas con la emblemática Cruz Roja en las que los ciudadanos que lo deseen podrán depositar su aportación económica para ayudar a las personas que más están sufriendo la crisis. También habrá material informativo de los proyectos y programas de la organización y se podrán adquirir pequeños juguetes y objetos de regalo con el logotipo institucional. El horario previsto es de 9.30 a 14.30.

Además, junto a la mesa de la plaza de Navarra, se colocará el Puesto Sanitario Avanzado con una muestra de materiales del área de Salud y Socorros, así como de los kits de material escolar, higiene personal o del hogar, alimentación infantil, etc. que Cruz Roja distribuye.

Cruz Roja ha invitado a participar en este Día de la Banderita a los representantes institucionales del Ayuntamiento de Huesca, Subdelegación del Gobierno, Delegacion Territorial del Gobierno de Aragón, Diputación Provincial y Comarca de La Hoya.

AHORA + QUE NUNCA

En mayo de 2012 Cruz Roja Española lanzó el llamamiento excepcional de ayuda ‘Ahora + que nunca’ con el objetivo de ampliar la intervención de la Organización a favor de las personas afectadas por la crisis socioeconómica en nuestro país. Hasta ese momento, los llamamientos lanzados por Cruz Roja se dirigían exclusivamente a la captación de ayuda frente al impacto de catástrofes o emergencias humanitarias (como el terremoto de Haití, el tsunami del sur de Asia o distintos conflictos y guerras). El objetivo concreto del Llamamiento, previsto inicialmente para los ejercicios 2012 y 2013, era incrementar la atención de Cruz Roja hacia colectivos en situación de extrema vulnerabilidad, como familias con todos sus miembros en paro; niños que viven en hogares pobres; personas mayores con responsabilidad o cargas familiares; personas paradas de larga duración; personas sin hogar o jóvenes en paro.

Entre las medidas que contempla el Llamamiento se encuentra la cobertura de las necesidades básicas, la mejora de la empleabilidad, la promoción del éxito escolar o la prevención de la exclusión residencial.

A través de estas intervenciones directas frente a la crisis Cruz Roja cubrió durante 2012 las necesidades básicas de más de 1.400.000 personas. De ellas, más de 1.000.000 recibieron alimentos; 352.000 ayudas como lotes de higiene y vestuario y apoyo económico puntual (suministro de agua, luz, alquileres…); 40.000 mejoraron su acceso al empleo; y 55.600 fueron beneficiarias del programa de promoción del éxito escolar (que incluye dotación de meriendas, material escolar y refuerzo en el estudio).

Y la tendencia, en el primer semestre de 2013,fue en aumento: 273.000 personas han recibido ya ayudas básicas como lotes de higiene y apoyos económicos; más de 30.000 han mejorado su acceso al empleo y, cuando, finalice la distribución de alimentos, más de 1.000.000 de personas se habrán beneficiado de este programa.

Ampliación del Llamamiento excepcional de ayuda

Un año después del Llamamiento, Cruz Roja comunica la ampliación de esta petición como consecuencia del gran incremento de las demandas de ayuda que está recibiendo y, por otra parte, de la creciente precarización de la situación socioeconómica de las personas que solicitan apoyo porque la red familiar se está agotando y las prestaciones por desempleo y otros subsidios se están consumiendo.